catalina garcia

La nueva consejera de Salud, Catalina García. / JUNTA DE ANDALUCÍA

Salud

La Consejería de Salud recorta las ayudas para productos ortoprotésicos a los usuarios del SAS

Comparte este artículo:

Según la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM), la Consejería de Salud ha dejado de dispensar o ha restringido determinados productos ortoprotésicos con cargo a la financiación del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) a determinados pacientes que los necesitan, disminuyendo su financiación a un número reducido de casos y patologías

Los cojines para prevenir las ulceras por presión con múltiples celdas de aire, que hasta ahora se dispensaban a todos los pacientes en sillas de ruedas que los necesitasen, se limitan a partir de ahora solo a aquellos con patología medular de cualquier etiología o daño cerebral adquirido. Las úlceras por presión se producen por estar sentado permanentemente en una silla de ruedas independientemente de la causa que lo motiva. A muchos de estos pacientes el cojín de silicona ya no les evita la aparición de escaras y precisan el cojín de celdas de aire, que se ha mostrado más efectivo para prevenirlas.

«El motivo real habrá que buscarlo en su precio: 105,43 euros el de silicona y 616,15 el de celdas de aire, según el catálogo de la Junta de Andalucía. Si fuese así, es una auténtica vergüenza y una canallada y, si no es ese el motivo, esperamos la respuesta de la señora consejera», razona el presidente de FOAM, Martín Durán.

Unas medidas restrictivas que afectan también a los usuarios de plantillas ortopédicas, cuya financiación solo se mantendrá para pacientes con pie neuropático o diabético que tengan riesgo de ulceración. Para aquellos que padezcan deformaciones dolorosas a consecuencia de una enfermedad reumática o que sufran secuelas tras haber sido intervenidos quirúrgicamente en el pie, la prestación solo se mantiene un máximo de 24 meses, aun a sabiendas de que son una necesidad para evitar los dolores que provocan diversas patologías y de que, en el caso de los niños, además, sirven para corregir o controlar alteraciones de los huesos o músculos de los pies.

Recortes sanitarios

El recorte de estas prestaciones se ha llevado a cabo a través de una orden de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía de fecha 29 de junio publicada el pasado 4 de julio y que ha entrado en vigor el 24 de julio, con la finalidad de, según indican, adaptar el Catálogo General de Productos para la prestación ortoprotésica a la normativa estatal, equiparándose al resto de comunidades en las que ya no se financiaban estas prestaciones.

Sin embargo, la normativa actual permite que las comunidades autónomas en el ámbito de sus competencias puedan aprobar sus respectivas carteras de servicios que incluirán como mínimo la cartera común de servicio del Sistema Nacional de Salud.

«Es por ello que, desde FOAM, queremos manifestar que esta decisión nos parece sumamente grave porque afecta a un colectivo especialmente vulnerable que, a partir de ahora, va a sufrir, además de un empeoramiento de su dolencia (algunos no podrán costeárselo), un perjuicio económico grave teniendo que abonar ellos mismos su importe y constituye un retroceso importante en la cobertura que presta el sistema sanitario andaluz. Si este es el cambio prometido, apaga y vámonos», concluye Martín Durán.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*