spirou

El presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad, Jesús Candel.

Salud

La Asociación Justicia por la Sanidad prepara una manifestación para el próximo 20 de junio en Granada

Comparte este artículo:

Ante el grave abandono y deterioro que está sufriendo la sanidad pública, se convoca una protesta en las calles de Granada que se espera multitudinaria

La sanidad andaluza ha entrado en una crisis absoluta por falta de recursos públicos y recortes sistemáticos por parte de los gobiernos de la Junta de Andalucía que la han convertido en una sanidad low cost. Cuestión que se agrava aun más por cuanto el actual gobierno del PP y Cs traen una agenda oculta de recortes en sanidad con el claro objetivo de que esta dependa cada vez más de los recursos de la sanidad privada, a la que este gobierno quiere favorecer a toda costa. Estamos asistiendo a «los primeros pasos de la privatización de la sanidad en Andalucía con el gobierno de Moreno Bonilla», ponen de relieve desde la asociación que preside Jesús Candel Spiriman.

Según Justicia por la Sanidad, la pandemia de la covid-19 «ha abierto en canal las costuras de la sanidad pública en Andalucía». «Ni teníamos la joya de la corona ni teníamos la mejor sanidad del mundo ni estábamos preparados para enfrentarnos a la primera ola, que llegó como un tsunami en marzo de 2020. Aun tenemos en nuestra memoria la imagen de los profesionales de la sanidad protegiéndose con bolsas de basura o con lo que podían usar como EPI porque no había de nada. Muchos pacientes y muchos profesionales sanitarios cayeron en la primera ola por falta de medios», denuncian.

La atención primaria aun es telefónica y no presencial, con lo que muchas enfermedades se agravan al no tener la atención sanitaria necesaria y muchos pacientes llegan tarde a los especialistas. Al fracaso de la atención primaria se le une el fracaso del Plan de Choque sobre las listas de espera, que debería avergonzar al presidente de la Junta de Andalucía por la absoluta inoperancia en la gestión sanitaria, porque está provocando un caos en todos los escalones de la sanidad en detrimento de la ciudadanía. A ello se unen los recortes de profesionales en toda la sanidad y el cierre de centros sanitarios, que son solo «la punta un cáncer que se está extendiendo imparable por toda la sanidad andaluza».

«Un símbolo de desigualdad»

Las listas de espera son «un símbolo de desigualdad en salud, entre ciudadanos y clases sociales de distintos territorios, puesto que, dependiendo de la zona geográfica donde residamos, contamos con diferentes recursos sanitarios». La brecha en sanidad entre la población andaluza se abre cada vez más. Los que pueden pagarse un seguro privado de sanidad «huyen de las listas de espera de la pública» y dejan que los andaluces que menos recursos tienen se queden atendidos por una sanidad que, cada vez más, se va pareciendo a una sanidad de beneficencia.

La asociación exige una serie de cambios a la Consejería de Salud: «Pedimos la inclusión en listas de espera de la primera cita e incluir en las pruebas diagnósticas la fecha en que se solicitó, así como dar una respuesta inmediata y urgente a los enfermos oncológicos que precisen de una consulta para el especialista, prueba diagnóstica o intervención quirúrgica».

Justicia por la Sanidad exige la derogación de la Ley 15/1997 de 25 de abril, que posibilita los conciertos con la sanidad privada y reinvertir los fondos de los conciertos y planes de choque en la sanidad pública «que permitan aumentar la plantilla de profesionales sanitarios, el número de consultas y abrir los quirófanos en jornada de tarde«. Ante la persistencia de esos conciertos y planes de choque, exigimos «la incompatibilidad entre el ejercicio público y privado para cargos intermedios y jefes de UGC», al ser de su competencia la gestión de los recursos de sus unidades y podrían ser «claros conflictos de intereses».

«Cese de todos los cargos intermedios y directivos»

La asociación y sus asociados y simpatizantes se manifestarán el próximo 20 de junio por la no politización de los hospitales: «Exigimos el cese de todos los cargos intermedios y directivos nombrados en muchos casos antes del cambio político producido en Andalucía. Al gobierno del PP le vino grande la gestión sanitaria y no tenía reposición, dejando a todos estos cargos, nombrados a dedo por el gobierno anterior del PSOE, al frente de la sanidad andaluza».

Lo único que están haciendo es imposibilitar la labor de los profesionales y «dañar la sanidad para mantener los antiguos cortijos privados». Los cargos de los hospitales no pueden ser personal de libre designación, tienen que ser ocupados «por personal estatutario del SAS por igualdad, mérito y capacidad». También exigen «la no colegiación obligatoria de los facultativos que solo ejercen en la sanidad pública».

Justicia por la Sanidad está en contra del modelo de gestión clínica con pago por objetivos y dirigida con criterios de rentabilidad económica más que por necesidades de los pacientes. «No se puede premiar con incentivos económicos a los facultativos por limitar derivaciones al especialista, pruebas diagnósticas o prescripción medicamentos por principio activo. Como la consecución de los objetivos determina la cuantía de la productividad en una UGC, no debe incluirse entre esos objetivos la disminución del número de consultas y de pruebas diagnósticas, porque ello podría comprometer seriamente la seguridad de los pacientes», agregan desde la asociación.

«Ha incumplido la principal promesa electoral cuando llegó al gobierno de la Junta de Andalucía, como era eliminar la subasta farmacéutica»

Asociación Justicia por la Sanidad

La junta directiva de Justicia por la Sanidad tiene claro que la subasta Moreno Bonilla «ha engañado a todos los andaluces con la subasta farmacéutica». «Ha incumplido la principal promesa electoral cuando llegó al gobierno de la Junta de Andalucía, como era eliminar la subasta farmacéutica. Y lo hace a través de la Ley de Presupuestos, que le sirve para modificar la Ley de Farmacia de Andalucía para preparar el terreno a las nuevas subastas farmacéuticas. Otra felonía más a la que añadir a un gobierno al que no le importan nada los ciudadanos andaluces. Rechazamos la nueva subasta farmacéutica que está preparando el gobierno andaluz», afirman.

Por último, la organización que preside Jesús Candel describe una situación de emergencia contra la que hay que manifestarse: «Nuestro sistema sanitario hoy está en grave peligro. Están dándose todos elementos para la tormenta perfecta. Los recortes y la falta de inversiones dejan muy tocada a la sanidad pública y va a provocar un quebranto a corto plazo del sistema sanitario público ya que, al tener menos recursos, unido al envejecimiento de la población, el sistema dentro de unos años entrará en quiebra y, lo peor de todo esto, es que se lo está llevando a la quiebra de manera intencionada por la falta de liquidez, de personal y de inversiones necesarias. Y los responsables de ello están hoy en el gobierno de la Junta de Andalucía».


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar maria angeles

    maravillosa la lucha de jesus candel

  2. Avatar Fernando gil

    Yo también soy JUSTICIA POR LA SANIDAD,
    Allí estaremos …
    Yeahhhhh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*