cabezo joya

Una imagen del Cabezo de la Joya.

Medio Ambiente, Tribunales

La Asociación Hispania Nostra incluye al Cabezo de la Joya en la Lista Roja del Patrimonio

Comparte este artículo:

La razón para su inclusión en la Lista Roja del Patrimonio es «la amenaza urbanística que conlleva la alteración y destrucción irreversible de los valores del Cabezo de La Joya». Supondrá «una pérdida de más del 50% del cabezo actual y la construcción de torres de 12 y 15 plantas que superan hasta en 30 metros la altura del cabezo», añaden desde la organización, así como la «destrucción de los valores naturales, culturales, ambientales y paisajísticos del cabezo, especialmente el contexto y el enclave de la Necrópolis Tartésica de La Joya»

La Lista Roja del Patrimonio es una iniciativa de la Asociación Hispania Nostra, nacida en noviembre de 2007, con el fin dar a conocer y proteger aquella parte de nuestro patrimonio cultural y natural que se encuentra en abandono y en peligro. Recoge aquellos elementos del patrimonio histórico español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

Los criterios de inclusión en la lista se basan, pues, en la importancia histórica y arquitectónica del elemento patrimonial en cuestión, en el estado en que se encuentra y en el riesgo que recaiga sobre él, «considerando no sólo sus valores objetivos sino, principalmente, los subjetivos que la sociedad le otorgue, de conformidad con el significado más actual del vocablo Patrimonio«, ponen de relieve desde la asociación. La Lista Roja se elabora bajo supervisión de una comisión científica integrada por especialistas en la materia.

Una polémica de muchos años

El patrimonio de cabezos de la capital onubense se encuentra «gravemente amenazado» por los desarrollos urbanísticos previstos por el Plan General de Ordenación Urbanística de Huelva (PGOU) y sus planes de desarrollo (planes especiales) en el Cabezo de la Joya, en el Cabezo Mundaka, en el Cabezo Roma y en el Cabezo de San Pedro. Todos ellos tienen coeficientes de aprovechamiento urbanístico muy elevados que «no han tenido en cuenta los valores ni las condiciones orográficas de los cabezos». El PGOU de Huelva, que describe los cabezos como «vacíos urbanos», no se ha adaptado a dos circunstancias de protección sobrevenidas desde 1999: la inscripción del BIC Zona Arqueológica de Huelva y la catalogación de dos georrecursos (Formación de Arenas de Huelva y Cabezos de Huelva), como tales, Lugares de Interés Geológico (LIG). El Cabezo de La Joya sólo está protegido por la figura del BIC.

En 2004, se aprobó el Plan Especial de la Unidad de Ejecución nº 1 Cabezo de La Joya conforme a las directrices del desfasado PGOU, sin informe de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía sobre su impacto en el BIC Necrópolis Tartésica de La Joya. Preveía reducir el cabezo a un patio de manzana rodeado de viviendas unifamiliares y bloques de siete y 10 plantas. El plan no se desarrolló por la crisis económica de 2008.

Empecinados en construir

En 2018, la junta de compensación retomó la iniciativa con una Modificación del Plan Especial que proponía concentrar la elevada edificabilidad en varias torres de más plantas, que superan hasta en 30 metros la altura del cabezo, además de un enorme sótano de 3 plantas de profundidad en los dos bordes más bajos y significativos del cabezo. «La nueva ordenación supone perder más del 50% de la superficie actual del cabezo. En esta ocasión, la Consejería de Cultura sí ha estado informada de la modificación del plan, obteniendo desde 2018 varios informes desfavorables por parte de los técnicos arqueólogos del Departamento de Protección del Patrimonio Histórico de la Delegación Provincial de Cultura de Huelva, que consideran que el PGOU no se ha adaptado al BIC y rechazan los excesivos aprovechamientos concedidos en un yacimiento de tal importancia.

En agosto de 2020, tras una polémica sesión de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, la Consejería de Cultura dirigida por Patricia del Pozo emitió un informe favorable a la modificación del plan condicionado a que «se atemperara» la volumetría de los edificios para no superar la altura del cabezo y supeditando los aprovechamientos a los resultados de una investigación completa del ámbito. En noviembre de 2020, el Ayuntamiento de Huelva aprobó la modificación del plan «a sabiendas de que la ordenación incumplía los condicionados de Cultura, con edificios de 12 y 15 plantas que superan de 20 a 30 metros la altura del cabezo».

En enero de 2021, la Junta de Andalucía envió un requerimiento al Ayuntamiento instándole a la anulación o modificación del plan. En marzo de 2021, el Consistorio de Huelva rechazó en pleno municipal dicho requerimiento. Tras todo este proceso, la Plataforma Huelva te mira ha interpuesto un recurso contencioso administrativo al Ayuntamiento de Huelva por la aprobación de dicho plan en La Joya. El recurso ha sido admitido a trámite por el TSJA y se encuentra en estos momentos en tramitación.

Según Hispania Nostra, los planes aprobados sobre La Joya en 2004 y en 2020, en el marco del PGOU de Huelva, «son incompatibles con los valores naturales, culturales, ambientales y paisajísticos de los cabezos, como han determinado especialistas e instituciones objetivas e independientes despreciados por el Ayuntamiento de Huelva»: el Defensor del Pueblo Andaluz, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Instituto Geológico y Minero de España, departamentos y centros de investigación de la Universidad de Huelva y más de 45 centros de investigación de otras universidades, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, el propio Departamento de Protección del Patrimonio Histórico de la Delegación Territorial de Cultura en Huelva, la Sección de Arqueología del Ilustre Colegio de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Sevilla y Huelva y Federico Mayor Zaragoza (exdirector general de la Unesco y presidente de la Asociación por los Derechos Humanos de la UAM DEMOSPAZ), entre otros.

«Esta inclusión en la Lista Roja se incorpora como una prueba más» que demuestra la injusticia que supone la construcción de esas torres, comenta Alicia Navascues, portavoz de Huelva te mira.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*