mascaras junta

Las mascarillas de la Junta de Andalucía.

Política, Salud

Justicia por la Sanidad denuncia en el Ministerio de Hacienda el posible fraude de las mascarillas de la Junta de Andalucía

Comparte este artículo:

La Asociación Justicia por la Sanidad ha tenido acceso a información solicitada al Servicio Andaluz de Salud (SAS) con arreglo a la Ley de Transparencia. Dicha información se refería a una compra de 7,5 millones de mascarillas quirúrgicas, que fueron distribuidas en kits de tres unidades a personas mayores de Andalucía, con el logotipo de la Junta

Tal y como publicó El Libre, con la información obtenida se ha detectado una posible irregularidad o fraude en el uso de los Fondos Europeos FEDER al modificarse el objeto del contrato y no cumplirse con los plazos previstos en la legislación de contratos del sector público para los contratos tramitados por el procedimiento de emergencia.

Esta asociación ha puesto los hechos en conocimiento del Servicio Nacional de Coordinación Antifraude de la Intervención General de la Administración del Estado, adscrita al Ministerio de Hacienda, para su investigación y, en su caso, depuración de responsabilidades, ante la posible irregularidad o fraude cometido. Debe tenerse en cuenta que la normativa europea de los Fondos FEDER exige el cumplimiento de la normativa interna de cada Estado miembro, y en el caso de este contrato, ha habido varios incumplimientos legales en materia de contratación.

Debe tenerse en cuenta que, en la memoria económica del contrato, se estimó que el importe económico de suministros necesarios de medios de protección para profesionales en la lucha contra la pandemia alcanzaba la cifra de 119.217.295 euros, y basada en dicha memoria, el director gerente del SAS firmó el Acuerdo de tramitación de emergencia para adquisición de equipos de protección individual, con destino a los centros sanitarios del servicio andaluz de salud para la atención y prevención ante la pandemia del covid-19. Ambos documentos forman parte del Expediente que se llevó al Consejo de Gobierno, para tomar conocimiento del mismo. Es decir, el Gobierno andaluz tenía conocimiento de los hechos.

El Lote 27

El SAS adjudicó el contrato de suministro de Equipos de Protección Individual (EPIs) a fin de satisfacer las necesidades de abastecimiento de los centros sanitarios del SAS, por un importe de 117.414.221,79 euros, que se distribuyó en 60 lotes. El Lote 27 fue adjudicado a la empresa Diseño y Aplicaciones del No Tejido, SL, por 2.504.250 euros

Pero el SAS no pidió EPIs a dicha empresa, ni la mercancía se distribuyó a los centros sanitarios para proteger a sus profesionales, sino que se compraron a esta empresa 7,5 millones de mascarillas quirúrgicas con el logotipo de la Junta de Andalucía para distribuirlas a las personas mayores de 65 años de Andalucía, cambiando el objeto del contrato sin modificarlo previamente. Además, debe recordarse que, legalmente, la mascarilla quirúrgica es un producto sanitario, no estando clasificado como EPI, dado que no protege de un posible contagio a su usuario.


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar Serdna

    Gran trabajo el de la Asociación Justicia por la Sanidad, ojalá más gente se hiciera socia para poder controlar más a la oligarquía política. Espero que organicen una buena manifestación en Madrid cuando acabe la pandemia.

  2. Mi pregunta es: ¿es posible acceder a la pieza completa de la sentencia?

    Acepto que se borren todos los datos de la defensa y privados pero el resto de la sentencia me gustaría leerla con texto completo (escrito lo reseñado anteriormente) y en su formato original, por favor (se agradece y crea muchas menos dudas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*