la palma volcan

La lava se observa desde El Paso tras la erupción del volcán de la isla canaria La Palma, en una imagen del 27 de septiembre de 2021. / REUTERS

Ciencia, Medio Ambiente, Sucesos

J. Daniel Martín: «En el caso de que la lava llegue al mar, se pueden formar nubes que contendrán pequeños trozos puntiagudos formados por vidrio que serán nocivos para la respiración y para los ojos»

Comparte este artículo:

El Philosophiae Doctor en Geología de la Universidad de Granada, J. Daniel Martín, analiza la progresión de la erupción volcánica de La Palma y advierte de las consecuencias de que la lava llegue al mar

El Philosophiae Doctor en Geología de la Universidad de Granada, J. Daniel Martín, analiza el suceso volcánico de La Palma: «Desde un punto de vista geológico, la erupción no es muy importante. En caso de que lo hubiera sido estaríamos hablando de muchos muertos y desastres increíbles. Pero claro, desde un punto de vista humano, la situación no puede ser más espantosa para los paisanos de La Palma. Sobre todo para aquellos a los que la erupción les ha destruido toda su vida. Con ellos, lo que toca ahora no es ser solidarios de boquilla, sino de hechos».

Martín pone de relieve que «todo lo que ha ocurrido allí, a nivel local, era bastante previsible». «¿Qué hubiera pasado si la erupción hubiera mostrado una mayor energía, que hubiera afectado a toda la isla o incluso a todo el archipiélago? No puede pensarse siquiera», añade el geólogo.

«Lo mejor que ocurre en estas situaciones es comprobar la gran ayuda desinteresada que ofrecen muchas personas, sobre todo las gentes sencillas y anónimas«, agrega J. Daniel Martín.

«Los volcanes son los que crearon las islas»

El experto en geología da el aviso: «Alguien tiene que decir lo siguiente de forma clara, para que se empiece a actuar cuanto antes: en caso de que la lava llegue al mar, se pueden formar nubes que contendrán pequeños trozos puntiagudos formados por vidrio que serán nocivos para la respiración y para los ojos. Las nubes pueden llegar a situarse en zonas muy amplias. Como protección básica, pueden usarse mascarillas (preferentemente tipo FFP2) y gafas herméticas como las que se usan en algunos talleres o en canteras. Esto es simple, barato y eficiente».

Es un polvo fino formado por vidrios con bordes agudos y puntiagudos, pero «no son cristales, como se dice reiteradamente en la prensa«. Se parecen los granos de vidrio a los que se producen cuando estalla una ventana, pero con tamaños del orden de una milésima, centésima de milímetro e incluso mayores.

Estos episodios volcánicos en Las Canarias son muy bien conocidos a lo largo de la historia, ya que «los volcanes son los que crearon las islas y realmente forman parte de la forma de vivir de los isleños», apostilla Martín.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*