TSJA

Una imagen del edificio del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Salud, Tribunales

El TSJA condena al SAS a abonar 18,5 millones de euros a los sanitarios por los atrasos de la carrera profesional

Comparte este artículo:

El SAS tendrá que abonar a los miles de profesionales sanitarios los atrasos de los procesos de solicitud de certificación de la carrera profesional de los años comprendidos entre los años 2012 y 2014, ante la paralización de manera unilateral de este proceso por parte del Servicio Andaluz de Salud en 2012

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) condena al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a abonar los atrasos del nivel de la carrera profesional adquirido en los procesos de solicitudes de certificación en los años 2012, 2013 y en el periodo de 2014 anterior a la publicación de la resolución del 29 de abril de 2014.

Ello, puntualiza Satse -sindicato que ha estado al frente de la demanda-, significa que el SAS tendrá que abonar en torno a 18,5 millones de euros a los miles de profesionales sanitarios que se vieron afectados por la paralización de la carrera profesional en el año 2012.

Satse recuerda que, desde marzo de 2012, el SAS paralizó de forma unilateral la carrera profesional, amparándose en una sentencia del Tribunal Supremo (TS) que le obligaba a modificar seis apartados de la normativa que regula la carrera profesional, entre otros el relativo a las comisiones de valoración, y en los recortes presupuestarios derivados del Decreto Ley 1/2012.

Triunfo en los juzgados

Frente a estos argumentos, el Sindicato de Enfermería ha venido ganando numerosas sentencias en los tribunales que obligaban al SAS a retomar los procesos de certificación de la carrera profesional, hecho que se produce en el año 2016.

Finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dictamina en esta sentencia un fallo en firme contra el que no cabe lugar al recurso de casación, y en el que se obliga a la Administración andaluza a abonar a los profesionales sanitarios afectados la demora de los cuatro años en los que no se percibió este complemento.

La carrera profesional es un derecho de los profesionales puesto en marcha en 2006 que reconoce, de forma individualizada, su desarrollo profesional en cuanto a conocimientos, experiencia y cumplimiento de los objetivos de la organización a la cual prestan sus servicios.

Cinco niveles

En el SAS, la carrera consta de cinco niveles, con su correspondiente complemento económico, niveles a los que los profesionales acceden tras superar con éxito un proceso de certificación definido para cada nivel consistente, además de superar el tiempo mínimo de permanencia, en un sistema de acreditación de competencias y un baremo de méritos.

Finaliza el Sindicato de Enfermería congratulándose del fallo de esta sentencia que supone un reconocimiento en firme al desarrollo profesional de los sanitarios de la sanidad pública andaluza.

De igual modo, Satse no quiere olvidar que insta también a la Administración sanitaria a «cumplir con las sentencias que igualmente se están ganando y que obligan al SAS a reconocer la carrera profesional al personal eventual, pues están incurriendo en una discriminación por excluir al personal interino o eventual de la carrera profesional y su correspondiente complemento retributivo».


Comparte este artículo:

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*