pixabay

La salud mental sigue siendo la gran asignatura pendiente de la salud pública en España. / PIXABAY

Política, Salud

El Parlamento andaluz aprueba crear el primer programa de prevención del suicidio a propuesta de Adelante Andalucía

Comparte este artículo:

El portavoz de este partido regional, José Ignacio García, ha afeado a PP y Vox que hayan votado en contra de puntos importantes de la iniciativa, como el aumento de la plantilla de psicólogos en los centros de salud

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha aprobado este jueves una Moción de Salud Mental de Adelante Andalucía, con la cual se reclama la creación del primer programa de prevención del suicidio.

Además de este punto de su iniciativa, que contaba inicialmente con 25 peticiones, la Cámara autonómica ha dado su visto bueno a otros apartados como la creación de un protocolo de coordinación entre salud mental y los centros educativos y un plan de protección de personas LGTBIQ en riesgo de suicidio, según una nota de este partido.

Se propone la creación de la figura del Defensor del Paciente de Salud Mental

Los parlamentarios autonómicos han ofrecido su apoyo también a acometer una reforma integral del sistema de salud mental para abordar de manera temprana los problemas para poder prevenir los trastornos mentales y crónicos, la creación de la figura del Defensor del Paciente de Salud Mental y la creación de equipos específicos de atención psicológica en caso de catástrofes.

El PP y Vox también han votado en contra de la limitación del acceso de los menores a páginas de apuestas ‘on line’

La iniciativa de Adelante Andalucía contempla también instar al Gobierno andaluz a que actúe en la eliminación del estigma social relacionado con la psicopatología.

Este partido ha reprochado a Vox y PP que hayan votado en contra de otras iniciativas que contemplaba su moción como el aumento de psicólogos en los centros de salud, el incremento de la ratio de orientadores en centros educativos o la limitación del acceso de los menores a páginas de apuestas on line.

Otras de las medidas que no han podido salir adelante por culpa del voto en contra del Partido Popular han sido la aprobación de un protocolo de actuación ante posibles casos de autolesiones en centros educativos andaluces y el aumento de enfermeras escolares.

Lo cierto es que la salud mental no ha sido nunca una prioridad en la sanidad pública. Pero el incremento de personas con problemas psicológicos a raíz de la pandemia y el confinamiento ha obligado a las Administraciones a tomarse en serio el problema. En Andalucía se suicidaron en 2020 (último año del que se disponen datos) un total de 793 personas, un 23% más que en el año anterior y se ha convertido en la segunda causa de muerte entre los jóvenes.

En el SAS, hay sólo tres psicólogos por cada 100.000 andaluces

Entre 2018 y 2021, 89.200 adolescentes acudieron a las unidades de Salud Mental, 12.636 más que en el trienio anterior y las consultas se incrementaron un 31%. Unos datos que reflejan cómo los problemas de salud mental avanzan como una epidemia silenciosa, sobre todo entre los más jóvenes.

Precisamente fue José Ignacio García quien colocó de nuevo en el epicentro del debate parlamentario las carencias del SAS para atender esta lacra. Sacó a la luz una ristra de datos que demuestran, en efecto, que Andalucía no cuenta con los recursos suficientes. El más llamativo la falta de profesionales: «Hay solo hay tres psicólogos por cada 100.000 andaluces, una proporción escalofriante que está por debajo de la media española, que es de seis por cada 100.000, y a muchísima distancia de la europea, que se sitúa en 18″.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*