aguirrerre

El consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Salud

El Gobierno andaluz «maquilla las cifras de las listas de espera de la sanidad pública, externaliza servicios y debilita lo público»

Comparte este artículo:

CCOO de Andalucía ha presentado hoy un informe elaborado por la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios en el que se muestran cifras de las listas de espera en la sanidad pública andaluza: a fecha de 30 de junio de 2021, había en Andalucía 843.945 personas en listas de espera, de ellas, 123.339 estaban en la lista de espera quirúrgica y 720.606 en la lista para primera visita en consulta externa. Además, denuncian que la Consejería de Salud aumentará la partida presupuestaria para terapias oncológicas en la sanidad privada un 213% en 2022

El SAS ha pasado de invertir en la sanidad privada 463 millones de euros en 2021 a subir esa cifra hasta los 662 millones para 2022, un incremento de casi 200 millones en solo un año. El informe llama la atención sobre la externalización de los servicios, que ha incrementado su dotación presupuestaria sobre todo en los pacientes oncológicos. En ese apartado, el desembolso de las arcas públicas aumenta un 213% de cara a 2022. A su vez, la financiación de conciertos con instituciones privadas cerradas también se aumenta en un 31,52%, pasando de los 182 millones de 2021 a 239 para el próximo año.

El sindicato denuncia que la bajada que se observa en el histórico de datos «es fruto del maquillaje» por parte del Gobierno andaluz, que está «priorizando intervenciones poco complejas y ambulatorias, que conllevan menos recursos», y está «dejando de lado la atención a patologías más severas» y que requieren mayor seguimiento para al final «dar una imagen de una Andalucía idílica que no se corresponde con la realidad«.

El informe muestra los datos de listas de espera en la sanidad pública andaluza. El informe, que el sindicato lleva elaborando desde 2012, ha sido expuesto esta mañana por la secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López; por el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía, José-Pelayo Galindo; y por el portavoz de esta federación, Rafael González.

Según los datos, a fecha de 30 de junio de 2021, había en Andalucía 843.945 personas en listas de espera, de ellas, 123.339 estaban en la lista de espera quirúrgica y 720.606 en la lista para primera visita en consulta externa. Unas cifras que son inferiores a las de años anteriores, pero que son «puro maquillaje de la realidad» porque, según denuncian, «la espera media se ha dilatado, ha crecido el número de pacientes que esperan ser atendidos por primera vez o el de pacientes que se encuentran en situación de limbo esperando llamada para consulta con especialista».

El Gobierno andaluz «oculta datos»

Para Nuria López, el Gobierno andaluz «maquilla cifras y oculta datos» y al final «lo que ocurre es que la ciudadanía no está pudiendo acceder con garantías a la sanidad pública, se están infradiagnosticando patologías serias y se está expulsando de la sanidad pública a trabajadores que se han jugado el tipo en la pandemia y que siguen siendo completamente necesarios para el sistema sanitario público, que viene muy debilitado desde hace tiempo».

López ha afirmado que «es una constante en las cuentas del Gobierno andaluz que el presupuesto para asistencia sanitaria con medios ajenos se incremente año tras año». En el presupuesto de 2021, se incrementó un 2,6%, y en el 2022, un 43% (199 millones de euros): «Esto significa que un 17,6% de la subida de 1.100 millones de euros en la sanidad, de la que alardea el Gobierno en sus cuentas para este año, van a la externalización de servicios».

Además, CCOO señala que esta «falsa bajada» se produce a costa de aquellos pacientes con patologías no urgentes y de menor complejidad. «Desde que el Gobierno de PP y Ciudadanos llegó al poder, ha aumentado también la lista de espera de acceso a consultas externas, retrasando así el diagnóstico de enfermedades y, por tanto, el ingreso en las listas de espera», una situación que el sindicato califica de un «limbo en el que el Gobierno andaluz está dejando a muchas personas para dar la imagen de que su gestión está mejorando la sanidad pública cuando no es verdad».

Sanidad ‘de clases’

Por otra parte, han denunciado que se ha producido un aumento progresivo del presupuesto destinado a la externalización de servicios hacia la sanidad privada: «No estamos en contra de la existencia de la sanidad privada, lo que denunciamos es que la gestión privada de la sanidad conlleva que este derecho no se preste bajo principios universales sino bajo el criterio empresarial de la rentabilidad y, por tanto, menoscabando los derechos de la ciudadanía e imponiendo un veto de acceso a estos servicios. El cambio de modelo apunta a que quien puede pagarlo, tiene sanidad. Y estamos completamente en contra de dicho modelo«, ha defendido José-Pelayo Galindo.

Galindo revela que la Consejería de Salud aumentará en 2022 la partida presupuestaria destinada a conciertos con hospitales privados en un 31,52%. A la externalización de las terapias quirúrgicas dedicará un aumento de un 29,16% y, para terapias oncológicas, el aumento es espectacular: un 213%.

Declaraciones de José-Pelayo Galindo.

Por último, el portavoz de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía, Rafael González, ha afirmado que «se están detrayendo recursos públicos para darlos a la sanidad privada, en forma de financiación y en forma de personal«. Según ha denunciado, «pese a que las condiciones laborales en la sanidad pública son mejores, por desgracia el Gobierno andaluz no está apostando por consolidar y dar estabilidad en el empleo, por lo que, pese a que las condiciones son peores en la sanidad privada, está habiendo un trasvase de profesionales de lo público a los privado en busca de la estabilidad que la sanidad pública no está ofreciendo».

Se puede consultar el informe completo, a continuación:

2021-11-12-Informe-de-CCOO-sobre-listas-de-espera-2021


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar Angeles Suarez Pozo

    La sanidad pública es una vergüenza. Creo que estamos viviendo la racha más mala en ella. Recuerdo cuando era joven e iba al médico para mis hermanos. Eran 10 y cuando se resfríaban lo hacían todos juntos.¡Qué tiempos aquellos! El médico era alguien especial, una persona en la que confiabas, y te prestaba toda la atención.
    Hoy en día no es lo mismo. Si te acercas a un mostrador de un ambulatorio lo primero que te vas a encontrar es a dos déspotas que te van a poner cara de tigre para que te vayas.

    Si tienes la suerte de que el médico te vea también te vas a llevar la sorpresa de que esté más que estar pendiente de lo que tienes va a pensar si no estás muy cerca y le vas a contagiar el coronavirus.

    Somos la peste.

    De todas formas los que trabajan en el gobierno no van a atender este problema, ellos se curan en la sanidad privada; los ven más rápido y los atienden amablemente.

    Antes un médico era una joya, lo mejor de la sociedad.¿ Quién no hablaba de su médico como si fuera un tesoro?

    Estamos desapegados de la sanidad pública.

  2. Avatar Embrujo

    Espero que CCOO esté en contra de los dineros que se van a llevar las Agencias Hospitalarias de la Administración Paralela….me da a mi que de esto no dirán nada. Fuera Enchufados de las Agencias Paralelas, a la Administración por Oposición!!! Por un Servicio Andaluz de Salud sin Enchufados, derogación de la Ley del Enchufismo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*