candel 54

El médico y presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad, Jesús Candel.

Salud

El gerente del Hospital Clínico San Cecilio echa a la calle a ‘Spiriman’, que no pudo reincorporarse a su antiguo puesto debido al cáncer

Comparte este artículo:

El director gerente del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, Manuel Enrique Reyes, ha tomado la determinación de «dejar sin efecto el nombramiento eventual» de Jesús Candel ‘Spiriman’ como médico de familia en el Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias del centro, haciendo caso omiso a la petición de Candel de ser reubicado en otra área

Tras ser cesado por Reyes, que rompió unilateralmente un contrato indefinido de Candel (una larga interinidad de 18 años), el médico granadino -aquejado de un cáncer metastásico en el pulmón contra el que lucha desde hace casi un año- firmó un contrato de seis meses con el Clínico que comenzaba el pasado sábado, día 1 de mayo, pero el director gerente del Clínico lo ha dejado sin efecto. ¿Un hospital, cuya esencia es velar por la seguridad y la estabilidad de los enfermos, echa a la calle a un enfermo que tiene una dolencia grave? ¿No es capaz el Servicio Andaluz de Salud de reubicar a una persona aquejada de cáncer que quiere y puede seguir trabajando? ¿Qué mensaje se está transmitiendo a la sociedad, que los pacientes oncológicos no pueden realizarse como personas, que tienen que meterse en sus camas para no ser un estorbo?

Spiriman explica cómo ha sido la comunicación del cese: «Le comuniqué a mi gerente, a la dirección médica y a mi jefe de servicio que necesitaba reubicarme de puesto laboral, como hacen con muchísimos otros profesionales sanitarios del SAS, debido a pruebas y tratamientos por el cáncer que padezco. Tenía una ilusión enorme de volver a trabajar estos días. Mientras estaba en la puerta del colegio para recoger a mis hijos, hoy he recibido una llamada de Recursos Humanos de mi hospital y, de la forma más fría y cruel (como lleva haciendo esta gerencia y su dirección médica desde hace tiempo conmigo), me han notificado que recibiría una notificación referente al cese de mi contrato a causa de mi enfermedad y de mi incapacidad para realizar mi función como médico de urgencias«. A continuación, pueden ver la carta de despido:

El presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad, que logró la desfusión del hospital que ahora le da la patada, ha vivido un calvario de sesiones de quimio, radio e inmunoterapia y ha sido un ejemplo de cómo convertir un tumor maligno en una oportunidad para crecer y ayudar a enfermos de todo el planeta a través de sus mensajes positivos en las redes sociales y mediante la creación de la Unidad de Apoyo al Paciente Oncológico (UAPO), pionera en España.

Candel describe sus sentimientos tras la destitución y, como es habitual, sus postulados son meridianos: «De la reubicación en otro lugar para desempeñar mi labor como médico de la sanidad pública, silencio, como siempre. Nadie de ese hospital hará nada por remediarlo. Lo conozco muy bien. Sólo se oirá el susurro de la indignación de algunos pocos profesionales por los pasillos y en la cafetería. Adiós, Hospital Clínico. Me voy triste pero esperanzado, sabiendo que hecho bien mi trabajo todos estos años, que lo he dado todo y más por mis pacientes, y con la sensación de que no es que este hospital y sus profesionales merezcan la pena, es que este hospital y sus profesionales no me merecen más allí».

«No hace falta más personal en la sanidad pública. Lo que hace falta es que hagan bien su trabajo, dejen de tragar y callar y no permitan que los apesebraos se salgan con la suya. Yo ahora defenderé la sanidad pública como paciente tras 18 años como profesional. Así que podéis cantar victoria los que hoy os regocijáis de mi salida por la puerta de atrás como tanto deseábais. Era muy molesto allí dentro. Os entiendo. Un abrazo a todos y que Dios os bendiga. A seguir mirando palante y a levantarse, aunque hoy me permita que se me escapen algunas lagrimillas. Creo que es mejor vivir con cáncer que vivir en la hipocresía», apostilla Spiriman.


Comparte este artículo:

5 comentarios

  1. Un pais e instituciones Gobernadas por Mafiosos y su etica…No se donde va acabar este pais pero sin justicia no hay nada donde poder construir y sostenga el peso.Ojala esto caiga en el olvido.

  2. Avatar Manuel

    Ánimo jesus tu eres grande y los GRANAINOS sabemos todo el bien que has hecho y estamos contigo, excepto esa panda de sinvergüenzas y apesebraos que hay en el clínico. Desde aquí, pido la dimisión del gerente.😡😡💪💪

  3. Avatar M. Julia Neff

    Eres muy grande y no dejaras que te paren. Suerte y a ponerte bien y una cosa, no has salido por la puerta de atrás, ellos jamás lograran eso.

    Lo triste es que esa situación la padece mucha gente en la administración y en cualquier otra empresa.

  4. Avatar Alberto

    Estuve contigo y miles las últimas dos manis en Sevilla, la última en Graná y espero que, lo más importante, te cures del todo. Mucho ánimo y para delante #yeah💪🏻
    JxS , F. Spiribol y UAPO 👏🏻👏🏻👏🏻

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*