aparcar_doble_fila

Un policía multa a un coche que está en doble fila.

Cartas al director

El doble rasero a la hora de poner multas y sanciones

Comparte este artículo:

Ayer, la Policía Local de Huelva me ha multado por estar con el vehículo en doble fila en una calle muy secundaria, muy apartada y muy poco transitada. Digo «estar con» y no «tener el» porque había parado un minuto y estaba junto al vehículo. Al verles, inmediatamente les he dicho que me iba, pero no he tenido opción

Eso que estaba haciendo es una falta grave -mi coche no estorbaba a la circulación ni estaba poniendo en peligro a otros usuarios como se me describe en la sanción- sancionada con 200 euros. No me quejo. Yo estaba cometiendo una falta grave y eso es indiscutible. No voy a intentar justificarme. Son las normas y hay que cumplirlas.

Exactamente la misma situación se produce, por ejemplo, a diario en casi todas las calles de esta ciudad a la hora de entrar y salir los niños en los colegios. Se está cometiendo la misma falta grave, pero con la diferencia de que esos son un colectivo que no puede ser sancionado porque supongo yo, o al menos eso dice un amigo mío, que se perderían miles de votos o se elevarían las voces de miles de asociaciones de vaya usted a saber qué.

Me imagino la situación que se produciría, como en otras provincias de España, con quema de contenedores y cortes de calles, actos vandálicos, etcétera. Encima, si voy a pagar la sanción antes de 20 días, me la dejan al 50%, ¡Impresionante oferta! ¡Cómo rechazarla! Pero… ¡ojo! Seguramente no pueda pagarla con una bolsa de monedas de céntimo que tengo guardada en casa… porque seguro que el banco, al que estoy obligado a ir para pagar la sanción, no me lo acepta por alguna normativa bancaria a la cual también tengo que estar sometido.

Al final me doy cuenta de que estoy sometido por miles de normas y normativas ante las cuales estoy totalmente indefenso y no puedo protestar ni criticar, porque enseguida sería considerado un terrorista de facto o in pectore como poco. No pertenezco a ningún colectivo, no soy de una minoría, ni mujer ni discapacitado ni otros tantos colectivos a los que no se les mide con el mismo rasero que a un hombre blanco normal que no se puede englobar en nada.

Es cierto que la ley hay que cumplirla, pero usemos un poco de sentido común… Si cometes estas pequeñas faltas, porque es lo que son, pequeñas faltas y no haces daño a nadie, no se pone en peligro la vida de nadie, no causa malestar a nadie o no ofende a nadie, creo que no hay por qué sancionarlas con el máximo rigor que impone la ley, que hay cosas más importantes en las que aplicar esa dureza… Pero yo qué sabré de estas cosas si solo soy un ciudadano normal y corriente.

Víctor Manuel López Quintero (Huelva)


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Pienso que tuviste mala suerte y, simplemente, te topaste con alguien que tenía un mal día y lo pagó contigo. Las normas están para cumplirlas y hacerlas cumplir CON SENTIDO COMÚN… He dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*