jose luis bonilla

El director gerente del Hospital Juan Ramón Jiménez, José Luis Bonilla.

Salud

El declive de la sanidad pública andaluza: una persona de 94 años con septicemia espera 12 horas en Urgencias del Juan Ramón Jiménez

Comparte este artículo:

El testimonio de Gregorio Gómez en EL LIBRE no deja lugar a dudas: algo falla en el SAS cuando una anciana de 94 años con marcapasos tiene que llevarse 12 horas esperando en una camilla de la sala de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva

El pasado viernes 13 de mayo, la madre de Gregorio tenía síntomas de decaimiento. «Le temblaban las manos, estaba desmadejada», subraya su hijo. Entonces, la llevaron a Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez de la capital onubense a las 16:00 horas, pasó por el triaje, le tomaron la tensión (la tenía bien) y le hicieron la prueba de la covid, que dio negativo. Hasta ahí, todo correcto.

La mujer, de 94 años de edad, tuvo que esperar cinco horas y media, hasta las 21:30 horas, para que un médico del centro pudiera verla. Ya esa primera tardanza es inadmisible al ser una persona tan mayor independientemente del número de usuarios que hubiera en la sala de espera de Urgencias.

A las 22:00 horas salió de la consulta del médico y le hicieron una radiografía de vientre, una analítica de orina y otra de sangre. «Hasta cerca de las 4:00 de la madrugada no volvieron a llamarla para darle los resultados», pone de relieve Gregorio. En total, casi 12 horas en Urgencias esperando, con 94 años y un marcapasos puesto desde hace 10 años tras una operación de corazón.

Diagnóstico: septicemia

Los resultados de las analíticas arrojaron luz al diagnóstico: septicemia, que es la presencia de bacterias en la sangre (bacteriemia) que a menudo ocurre con infecciones graves. También conocida como sepsis, la septicemia es una respuesta grave y potencialmente mortal a una infección que empeora de forma muy rápida. Por suerte, a la madre de Gregorio le han hecho efecto los antibióticos y ya se encuentra mejor.

El hijo de la casi centenaria mujer denuncia que, en el informe de diagnóstico, «pone que nos habían entregado los resultados de las analíticas y es mentira, no lo hicieron«. A su juicio, la sanidad pública andaluza ha empeorado con el paso de los años: «Es una falta de humanidad que una señora tan mayor esté casi 12 horas en una camilla».

Reivindicaciones que no son atendidas

Asimismo, Gregorio tumba la típica excusa de que había muchos usuarios en Urgencias esperando a ser atendidos: «Había mucha gente, pero no tanta como para que mi madre se llevase tantas horas allí«. ¿Falta de médicos? ¿Falta de medios? ¿Mala organización del trabajo? ¿Inexperiencia de los residentes? Puede que todo a la vez. El responsable del Juan Ramón Jiménez es su gerente, José Luis Bonilla que, a su vez, depende de la delegada provincial de Salud, Manuela Caro.

Los trabajadores del SAS de la provincia de Huelva llevan años quejándose de que están siendo maltratados por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y se han manifestado en varias ocasiones para reivindicar los chares de Aracena, El Condado y Lepe; la reversión de la fusión hospitalaria ordenada por la justicia; escasez de personal (pediatras o matronas en Atención Primaria, equipo de Emergencias en la zona de Cuenca Minera-Andévalo, cirugía infantil o torácica…) o la ausencia de un hospital materno-infantil, única provincia de la región que no lo tiene.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*