privacidad internet

Los andaluces están preocupados por la vulneración de su privacidad en internet.

Comunicación, Tecnología

El 55% de los andaluces siente preocupación por la vulneración de la privacidad de datos en internet

Comparte este artículo:

La mayor preocupación de la población andaluza respecto al uso de internet es la vulneración de la privacidad de datos en el entorno virtual, según el Barómetro Audiovisual de Andalucía (BAA) de 2021 elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA)

Un 55,2% de las personas encuestadas reconocen así esta inquietud, a la que siguen en orden de preocupación el robo de datos personales y bancarios (30,1%), los timos y los fraudes (29,1%) y el temor a la suplantación de la identidad (7,7%).

El Barómetro revela también que un 75,5% de los andaluces hacen un uso habitual de internet, ya sea para entretenerse (47,7%), informarse (22%), aprender (10,1%) o para desconectar (8,3%). El tiempo medio diario que dedicaron a navegar por internet fue de 3 horas y 12 minutos al día durante el año pasado.

En el caso de la población andaluza menor de 18 años, el porcentaje de aquellos que utilizan habitualmente internet asciende al 86%, con el uso principal de ver contenidos on line o a la carta en un 78,1%. Su empleo para estudiar y hacer tareas tiene también un peso importante entre los jóvenes con un 62,3%, seguido de chatear (39,4%), jugar on line (33,9%), consultar redes sociales (26,9%) y, en menor medida, para intercambiar fotos (5%), realizar compras (3,2%) y apostar en línea (0,5%).

En Andalucía, el 52,7% de la población menor de 18 años comienza a hacer uso de internet antes de los 8 años, lo que supone un aumento de casi 15 puntos porcentuales respecto al estudio anterior. El 29,6% lo hace entre los 8 y los 10 años y el 18,3% entre los 11 y los 13 años. Solo un 3,2% lo hace a partir de los 13 años.

Respecto al tiempo dedicado por este segmento de población al uso de internet, el 12% de las personas consultadas dice que los menores a su cargo entre 13 y 17 años están permanentemente conectados y un 2,4% considera lo mismo sobre los niños de menos de 13 años. Del mismo modo, un 17,7% opina que el primer grupo de edad se conecta diariamente durante más de 5 horas diarias, lo que baja hasta el 5,3% entre los menores de 13 años.

En cuanto a los jóvenes y el uso de las redes sociales, el 41,6% de los perfiles de los menores de 18 años son de acceso limitado a determinadas personas; el 39,4% tiene perfil de acceso privado y solo el 5,5% tiene acceso público.

Radiografía de los mensajes de odio en las redes sociales

La mayoría (73,2%) de las personas consultadas dicen conocer la existencia de mensajes de odio en las redes sociales. Aunque la mayoría de las personas encuestadas dicen conocerlos, sólo un 8,5% de ellas reconoce haber recibido en alguna ocasión mensajes de este tipo.

Quienes han recibido mensajes de odio en redes sociales son estudiantes en un 28,3% de los casos. El 14,1% son personas desempleadas que buscan empleo de entre 16 y 24 años (47,2%) que residen en hogares con hijos e hijas entre 6 y 24 años, en hogares jóvenes sin hijos ni hijas o se trata de una persona adulta que vive con sus progenitores (14,6%).

Sólo un 1,4% de las personas encuestadas reconocen haber enviado en alguna ocasión mensajes de odio en redes sociales. El 6,6% de estas personas son adultas o jóvenes que viven con sus progenitores, y el 21,4% afirma haber votado a VOX y a Ciudadanos en las pasadas elecciones generales. El 28,8% de la población andaluza cree que los mensajes de odio son muy peligrosos para las personas o colectivos de personas contra los que se dirigen y para la sociedad en general. Sin embargo, al 22,1% dice darle igual.

Asimismo, el 19,3% cree que quienes difunden mensajes de odio lo hacen por cuestiones ideológicas, el 9% afirman que las personas tienen derecho a opinar libremente y el 7,3% considera que las personas que difunden mensajes de odio en las redes sociales sufren algún trastorno psicológico.

Un 17,1% de la población andaluza cree que el colectivo más atacado por los discursos de odio en las redes sociales es el de la población migrante. El 12,1% opina que es la población más atacada por este tipo de discursos es la femenina y también los colectivos LGTBI (10,9%). Un significativo 13,4% piensa que todos los colectivos son atacados por igual por los discursos de odio. Llama la atención, por otra parte, el significativo porcentaje de personas (35,1%) que no contestan a esta cuestión.

El perfil viene determinado por las variables edad, recuerdo de voto y ciclo de vida. De este modo, el 62,8% de quienes han respondido NS/NC se dedica a trabajos en el hogar o son personas desempleadas que no buscan empleo. El 49,5% no ha informado sobre a qué partido político votó en las pasadas elecciones generales o no votó por no alcanzar la edad legal para ello. El 63,2% de estas personas son adultas que siempre han vivido solas o que han vivido con sus progenitores.

El 27,5% de las personas encuestadas cree que las personas que difunden mensajes de odio lo hacen movidas por la ignorancia. Un 21,1% opina que es la intolerancia la que motiva los discursos de odio y un 16,6% dice que los extremismos políticos o religiosos son los responsables de la difusión de estos mensajes. Sin embargo, el racismo se encuentra en último lugar, con un 11,9%, dentro de los motivos para difundir mensajes de odio en redes sociales.

Las variables sociodemográficas que caracterizan el perfil de las personas que opinan que el principal motivo por el que se difunden mensajes de odio en las redes es la ignorancia son el recuerdo de voto y el ciclo de vida. El porcentaje de personas que así opinan asciende a un 34,7% en el caso de quienes afirman haber votado a Unidas Podemos en las pasadas elecciones generales. Mayor peso aún alcanza esta opción (43,1%) entre quienes presentan el siguiente ciclo de vida: persona adulta que residen en casa de familiar, jóvenes independientes o persona joven que reside con sus padres.

La tercera parte de la población andaluza cree que la mejor manera de controlar la difusión de mensajes de odio en las redes sociales es a través de programas educativos de sensibilización (25,4%). Las personas que piensan que habría que endurecer las penas por la comisión de este tipo de delitos representan al 22,5% de la población andaluza. Asimismo, un 19,5% opina que debe existir un mayor control y vigilancia policial en las redes sociales y el 16,4% apuesta por regular el uso de las redes sociales.

Evolución de percepciones y hábitos

El CAA elabora desde hace 15 años el Barómetro Audiovisual de Andalucía a partir de la realización de 3.026 encuestas a personas mayores de 16 años de toda la comunidad andaluza. La investigación ofrece una detallada descripción del estado actual y la evolución de las percepciones y hábitos de los andaluces en relación con los medios de comunicación. Los resultados contribuyen igualmente a facilitar la toma de decisiones por parte del Consejo sobre la defensa de los derechos de la ciudadanía y el cumplimiento de la normativa relacionada con el sector audiovisual.

El Barómetro de 2021 ha incluido como novedad dos estudios monográficos sobre el consumo de pornografía en internet por parte de los menores y el discurso de odio en las redes sociales. Además, en esta ocasión se ha recogido la opinión de los andaluces sobre el tratamiento de la información referida a la violencia de género y el acento andaluz en la RTVA.

Los interesados pueden consultar el informe completo a continuación:

BAA2021_Ebook


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Lucía Ramos

    ¡¡Pues…han tardado mucho en ser tan pocos!!
    ¿No?…
    Digo yo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*