Desirée Azevedo.

La autora de cuentos infantiles Desirée Azevedo.

Cultura

Desirée Acevedo: «La literatura infantil y juvenil ha podido vencer a internet»

Comparte este artículo:

La autora andaluza, comprometida socialmente, ha publicado 20 cuentos infantiles en cuatro años

Si los responsables del Libro del Récord Guinness están ajenos, habrá que ponerles sobre la pista de una autora andaluza que ha publicado 20 cuentos infantiles entre 2016 y 2020. Se llama Desirée Acevedo y es un motor de creatividad imparable que genera buena educación e inquietudes culturales a golpe de personajes carismáticos que siempre tienen una lectura también adulta. De Awi y el mar hasta El mejor regalo, que sale a la venta el próximo 20 de febrero, Acevedo es una artista transcultural y transmedia que convierte la lectura de un libro en papel en toda una aventura. Guión y dibujo de su puño y letra. Autora total, aunque a veces le gusta meterse en proyectos ajenos. ¿Se puede vivir del cuento (infantil) en una era de tabletas, móviles y realidad virtual? Por supuesto que sí, porque el talento nunca pasará de moda.

-¿Llevas 20 cuentos publicados en 4 años. ¿Cómo consigues administrarte el tiempo? ¿La manera de vivir de esto es producir mucho?

-El tiempo me lo administro como cualquier persona que esté dada de alta en el régimen de autónomos en este país: trabajar muchas horas, casi sin descanso. Además, conciliar la vida familiar es muy complicado. La manera de vivir o más bien sobrevivir de esto no es producir mucho, más bien producir con editoriales que te generen los ingresos esperados y que te paguen un adelanto coherente. Esto no siempre es fácil, aunque yo he tenido mucha suerte con las editoriales con las que trabajo.

-Estás presente en un gran número de colegios de España. ¿Sientes que el cuento infantil en papel es más necesario que nunca en la era de internet?

-Los álbumes ilustrados se han convertido en una gran herramienta para los docentes. Los usan para trabajar con el alumnado, para realizar unidades didácticas y crear proyectos. A mí me encanta que la base de la educación en el aula pueda ser un cuento, es darles más vida a sus páginas. La literatura infantil y juvenil ha podido vencer a internet, y eso que parecía un coloso imposible. Creo que los niños y niñas sienten mucha atracción por los libros.

Mamá Teje es una obra transcultural, porque también incluye una canción. ¿Has considerado dedicarte a componer canciones, cantar y a vivir de la música?

Desirée Azevedo, en una firma de libros.

-La música y yo tenemos una relación complicada. Hubo un tiempo que tenía un grupo con mi querido John Conde, que debido a varias situaciones tuvimos que abandonar. Pero tengo la suerte de contar con él en la grabación de Mamá teje y La magia de la Navidad. Me encanta componer canciones y cantar, pero creo que quien mucho abarca, poco aprieta. Dedicarme de lleno a la música no, pero darle su hueco en algunos libros que publico sí. Me encanta poder hacer lo que me gusta sin abandonar otras pasiones.

-¿Somos los padres de hoy demasiado permisivos con nuestros hijos a la hora de darles el móvil o la tableta? ¿Crees que puede ser perjudicial a la larga?

-Creo que, hoy día, darle la tableta o el móvil a los niños y niñas se ha traducido como el ratito de descanso de papás y mamás. Somos demasiado permisivos por nuestra salud mental, la conciliación familiar es nula. En mi caso soy estricta con el tema: creo que una pantalla no puede ser el único ocio de un peque, puede ser parte del ocio, pero no todo. Hay que dedicarle tiempo a los niños, jugar con ellos, HABLAR, y esto quiero que lo pongas en mayúsculas, porque observo que muchos padres y madres no se paran a charlar mirando a la cara a sus hijos. Sé que la vida nos exige, nos tiene estresados, pero soy partidaria de menos actividades extraescolares y más tiempo de calidad con nuestros niños y niñas. Y por supuesto, fuera de pantallas.

-¿Cómo definirías tu estilo de dibujo? ¿Dibujas tradicional o digitalmente?

-Llevo unos dos años haciendo ilustraciones digitalmente. El iPad Pro me ha dado una libertad absoluta, ya que puedo transportarlo de manera fácil si tengo que moverme o viajar. Así puedo trabajar desde cualquier lugar, lo cual es bueno y malo a la vez. Siempre me gusta definir mis ilustraciones como el lugar donde los colores van de vacaciones.

-Colaboras con mucha gente en tus cuentos. ¿Qué tal con Carla Hidalgo, cómo surge el proyecto de Un planeta sin cuentos?

-Carla Hidalgo y yo tenemos una gran amistad y, además, somos dos mujeres todoterreno. Después de varias colaboraciones surgió la idea de hacer una función de teatro donde se contaran tres de mis cuentos, pero narradas desde una historia principal. Así surge el personaje de Trece y su planeta Solonúmeris. Carla produjo, escribió y dirigió la función que se estrenó en Leturalma, el festival que organiza Rozalén y su equipo en Letur (os aconsejo que vayáis, es maravilloso).Un tiempo después, Carla coincidió con Sara Escudero en un programa de televisión. Sara ya había publicado con Fun Readers, así que animó a Carla a transformar el proyecto en un álbum ilustrado. Nos pusimos el traje de baño y nos lanzamos a la piscina.

‘Un planeta sin cuentos’, uno de los últimos libros de Azevedo.

-Eres de Huelva. ¿Piensas que el onubense sigue acomplejado en el sentido de que no da valor al patrimonio cultural local y sigue pensando que lo de fuera es mejor?

-Para mí la palabra no es acomplejado, más bien resignado. Los onubenses somos personas que hemos crecido en una ciudad donde la inversión en cultura y cuidado de nuestra capital ha brillado por su ausencia y esto no es culpa de los ciudadanos. En otras ciudades han sabido sacar partido de sus cosas buenas, y Huelva tiene capacidad para brillar. No obstante, creo que en estos últimos años el panorama ha ido mejorando, me alegro enormemente porque yo adoro mi tierra y creo que tiene mucho potencial. Tengo que añadir que los onubenses son personas maravillosas y que la sierra y las playas que tenemos son joyas.

«La salud es lo primero y privatizarla un error, ya que no todo el mundo puede costearse pagar un seguro médico privado»

-En la última edición de los Goya, no hubo ninguna mujer nominada como mejor directora. En los Óscar 2020 tampoco. ¿Crees que la mujer sigue estando marginada en el mundo de la cultura?

-En muchos aspectos sí. Aunque la cosa va mejorando. No es raro ver que en una exposición de ilustración haya más hombres que mujeres. En un festival de música, más grupos de hombres que de mujeres, y así un largo etcétera. No es cuestión de calidad en el trabajo. ¿Acaso no hay mujeres que hacen una labor profesional más que decente? Pues sí, pero a veces parece que seguimos una especie de rutina en favor de los hombres en estos ámbitos. Con ello no quiero decir que haya que poner a una mujer solo por el hecho de serlo, sino que hay que poner a mujeres porque hacen también un trabajo espléndido.

-¿Crees que la falta de inquietudes culturales (educación en definitiva) entre muchos hombres facilita el machismo y, por ende, la violencia de género?

-La educación es la base de todo. Creo que para que las personas crezcan libres y sanas mentalmente, deben tener una educación rica en valores, sobre todo en el respeto y la empatía. El machismo comienza a cocinarse desde una temprana edad, sobre todo a nivel familiar y entorno de los peques. Una persona educada que siente respeto y es capaz de ponerse en la piel del otro nunca será alguien violento.

-El Gobierno de Moreno Bonilla quiere privatizar la sanidad en Andalucía. No crees que la salud es un tesoro que tenemos en nuestra región que bajo ningún concepto debería caer en manos privadas?

-Por supuesto, la salud es lo primero y privatizarla un error, ya que no todo el mundo puede costearse pagar un seguro de salud privado. Cualquier gobierno neoliberal va a buscar privatizar todos los sectores que puedan, desde la sanidad a la educación pública. Estoy en total desacuerdo.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*