cabecera

Juanma Moreno, Jesús Aguirre, Miguel Ángel Guzmán (gerente del SAS) y Luis Fernández Arévalo (fiscal provincial de Sevilla).

Política, Salud

Denuncian en la Fiscalía hechos presuntamente delictivos que afectan a altos cargos de la Junta de Andalucía y a empresas del Grupo Ferrovial (I)

Comparte este artículo:

El pasado 1 de junio, el sindicato CGT-Andalucía ha puesto en conocimiento de la Fiscalía Provincial de Sevilla diversos hechos que considera presuntamente delictivos, que afectan a diversos cargos públicos del SAS, a los consejeros de Presidencia y Salud, Elías Bendodo y Jesús Aguirre, así como al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

En su escrito de denuncia, el citado sindicato relata los hechos que considera ilegales, adjuntando numerosas pruebas documentales, y que, indiciariamente, indica que podrían incurrir en los siguientes delitos: prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos que conociera, encubrimiento, malversación de caudales o efectos públicos, tráfico de influencias, fraude en las contrataciones, negociación prohibida y estafa.

Los hechos enumerados en la denuncia son los siguientes:

1º) Actos supuestamente ilegales cometidos por el actual director económico-administrativo y de Servicios Generales del Área de Gestión Sanitaria (AGS) de Osuna, Casto Ortiz Montaño, en materia de retribuciones económicas (nóminas complementarias que no se ajustaban a la realidad) y de ilegalidades relacionadas con su ocupación en distintos puestos de trabajo en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), algunos inexistentes en la plantilla o en la relación de puestos de trabajo correspondientes. El sindicato dirigió un escrito al citado director económico el pasado 21 de octubre, que se adjunta a la denuncia.

2º) Fraccionamiento de varios contratos menores adjudicados en fechas cercanas para objetos similares. Además, sus objetos y fechas coinciden con otro contrato de mantenimiento que estaba en vigor, adjudicado a la empresa Ferrovial Servicios SA.

Además, dos de dichos contratos menores se adjudicaron a empresas del Grupo Ferrovial: uno, a Andaluza de Señalizaciones SA, que estaba participada en esa fecha en un 99% por Ferroser Infraestructuras SA, y esta última estaba participada por Ferrovial Servicios SA, con el 100% de participaciones; y, otro, a la propia empresa Ferrovial Servicios SA, casi en la misma fecha, estando en vigor dicho contrato de mantenimiento con esta última empresa.

3º) Encubrimiento y omisión de perseguir algunos de los presuntos delitos por parte de los siguientes cargos, a los que el sindicato denunció los hechos sin recibir respuesta ni conocer las actuaciones desarrolladas por dichos cargos:

-Gerente del AGS de Osuna, Celso Ortiz Sáez, al que el sindicato le dirigió varios escritos denunciando algunos hechos; fueron presentados por registro el pasado 2 de diciembre de 2021 y 24 de enero, 2 y 17 de marzo, 6 de abril y 9 de mayo de 2022. Sobre este asunto, el pasado 30 de marzo de 2022, publicó el diario La Mar de Onuba la siguiente noticia: Denuncian años de sobresueldos irregulares del ‘número dos’ del Área de Gestión Sanitaria de Osuna.

-Director-gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán Ruiz, y consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre Muñoz, habiéndolo puesto en conocimiento de ambos mediante escrito presentado el pasado 30 de marzo de 2022.

-Consejero de la Presidencia, Elías Bendodo Benasayag, habiendo presentado escrito de denuncia el pasado 4 de marzo de 2022.

-Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, al que el sindicato dirigió una denuncia el pasado 26 de abril de 2022.

El citado sindicato ha ido solicitando al SAS y otros órganos numerosa información sobre los hechos denunciados, en aplicación de las leyes de transparencia. El resultado, como suele ser demasiado frecuente cuando un ciudadano solicita información sobre presuntas ilegalidades a investigar, ha sido ocultar documentos o datos, entregando informaciones parciales o censuradas hasta el punto de obstaculizar las investigaciones de las posibles ilegalidades que pudieran existir, en su caso.

A continuación, se publica una imagen con parte del curriculum vitae presentado por Casto Ortiz Montaño (fechado a 15 de enero de 2019) para ocupar uno de los puestos directivos obtenidos en el SAS, y que ha sido censurado por el SAS al entregarlo al sindicato tras la citada petición sin una justificación razonable que pueda justificarlo:

El fundamento de las leyes de transparencia es conocer cómo se han tomado las decisiones que nos afectan como ciudadanos, cómo se manejan los fondos públicos y bajo qué criterios ha actuado la Administración, de indudable interés público: son finalidades y ratio iuris de la Ley 19/2013, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno. Con esas censuras y entregas incompletas de información que efectúa la Junta de Andalucía habitualmente (asómbrense con la imagen publicada en un artículo anterior), ¿cómo puede un ciudadano saber los criterios utilizados por el SAS para nombrar a esa persona como directivo, si ha tachado hasta los posibles centros donde supuestamente haya podido recibir la formación? ¿Cómo puede averiguarse si el SAS se ha ajustado a la legalidad en esos nombramientos de cargos públicos relevantes?

Ha de destacarse que el SAS no ha hecho entrega del resto de CV presentados por Casto Ortiz Montaño para los anteriores puestos de trabajo ocupado, con el siguiente pretexto o excusa: la que era directora general de Personal del SAS, Pilar Bartolomé, alega en la resolución entregada al sindicato que el sistema informático no conserva los CV presentados anteriormente para los puestos directivos solicitados.

Esta es la realidad del SAS: nombramientos a dedo de directivos en el que no se conservan los documentos presentados, a pesar de estar informatizado, eliminando posibles pruebas documentales. Un servidor ya denunció públicamente en 2019 estas aberraciones del procedimiento de nombramiento de directivos en el SAS, cuya opacidad es alarmante.

Este diario ha investigado los puestos de trabajo que Casto Ortiz Montaño alega en su CV como ocupados en el SAS, y resulta que algunos de los puestos alegados nunca existieron en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del SAS, tales como Subdirector General de Personal del SAS (16-03-2009) y Subdirector General Operativo de Profesionales del SAS (24-11-2014). De hecho, Ortiz Montaño no aparece en el listado de funcionarios que han ocupado puestos de libre designación en el SAS desde 2007 hasta 2018, listado obtenido por la Asociación Justicia por la Sanidad en una de sus investigaciones.

El gravísimo hecho de nombrar a profesionales sanitarios en puestos ficticios que no existen en la RPT del SAS, siendo responsable el director gerente del SAS, se hacía con anteriores gobiernos del PSOE y se sigue haciendo con el gobierno del PP y Cs, los partidos que ahora venden que ya no hay corrupción en Andalucía. De esta forma, han ido creando y engordando los currículums vitae a estos profesionales, para luego promocionarlos a puestos directivos del SAS. Esto ya fue denunciado por la Asociación Justicia por la Sanidad, en un comunicado sobre Designaciones arbitrarias en el SAS, así como este diario con la siguiente noticia.

Otro caso similar es el de otra profesional sanitaria, Nuria Queraltó Hernández, que, aunque fue nombrada subdirectora económico-administrativa del Hospital Virgen del Rocío (BOJA de 19 de noviembre de 2019), el SAS la considera subdirectora de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Personal del SAS, un cargo inexistente en la RPT del SAS. De hecho, ese puesto inexistente se refleja en los resultados de las analíticas de los envíos de algunas muestras de mascarillas al Centro Nacional de Protección de Medios, del Ministerio de Trabajo en abril de 2020. Igualmente lo demuestra la siguiente imagen, que refleja un extracto del punto 9º) de las Bases Generales aprobadas mediante Resolución de 25 de febrero de 2021 de la Directora General de Personal del SAS, «por la que se convoca concurso para seleccionar las tres mejores iniciativas de profesionales del SSPA relacionadas con la Prevención de Riesgos Laborales en las trabajadoras en el entorno sanitario», firmada por Pilar Bartolomé, en la que aparece Nuria Queraltó Hernández con el cargo de subdirectora de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Personal del SAS, cuando ese puesto no existe:

A pesar de todo lo anterior, según ha informado Carmen del Toro el pasado 24 de mayo, en el diario Viva Sevilla, el director del AGS de Osuna del SAS ha rechazado las acusaciones hacia el equipo directivo y concretamente contra el director económico del área, asegurando que «no se conoce ningún tipo de irregularidad ni existe ningún tipo de prueba fundamentada sobre las acusaciones emitidas» y que «es inaceptable este tipo de persecuciones a trabajadores de un organismo como el Área de Gestión Sanitaria, acusaciones infundadas que no sólo están perjudicando a una persona, sino con las que se está atacando a toda la institución integrada por cerca de 2.000 trabajadores».

Los contratos menores del SAS, incluyendo los adjudicados a empresas del grupo Ferrovial

El citado sindicato solicitó el pasado 15 de marzo copias de los expedientes completos de todos los contratos relativos a trabajos de pintura en el Hospital de la Merced de Osuna, desde 2020 hasta la actualidad, incluyendo memorias, petición de ofertas, documentos contables, facturas, etcétera.

El SAS respondió a la petición mediante una resolución firmada por el director general de Gestión Económica y Servicios del SAS, José Antonio Miranda Aranda, que se limitaba a adjuntar un informe suscrito por Casto Ortiz Montaño, acompañado con una documentación incompleta, al no remitir los documentos contables de dichos contratos, de vital importancia para saber si ha existido alguna ilegalidad (por ejemplo, una posible nulidad de los contratos).

Mañana continuará…


Comparte este artículo:

4 comentarios

  1. Avatar Francisco

    Es increíble el miedo q existe a denunciar la corrupción. Gracias x ser uno de los q no entran en ese saco. Hay medios de comunicación a los q deberían de darles vergüenza x callar, aún con pruebas en las manos y siguen sin denunciarla. Felicidades.

    • Avatar Luis Escribano

      Muchas gracias.

      Los medios de comunicación tienen muchos intereses vinculados a los partidos políticos (cargos en gabinetes de periodistas, ayudas, publicidad institucional, etc.). Por ello, la corrupción, que es sistémica al ser inherente al régimen partidocrático, sólo interesa ser publicada cuando pueda beneficiar al medio de comunicación.

      Sin embargo, como dijo el Magistrado H. Black, de la Corte Suprema de USA: «La prensa debe servir a los gobernados, no a los gobernantes…Y primordial entre las responsabilidades de una prensa libre es el deber de impedir que cualquier parte del gobierno engañe al pueblo.» Y esto, obviamente, incluye la corrupción y la partidocracia, en vez de hacer creer a los españoles que viven en una democracia.

      Un saludo

  2. Avatar Emilio

    Y sabiendo todo esto, y conociendo el pasado de los que salieron, ¿todavía los andaluces creen que merece la pena ratificar con el voto, la banda sucesora del tío Paco? Luz señor, luz.

    • Avatar Luis Escribano

      Emilio: son muchas las evidencias de la perversidad del régimen partidocrático que sufrimos la nación. Y, a pesar de todo, hay quienes ratifican listas de candidatos en cada votación que sólo perpetúa dicho régimen y la corrupción sistémica inherente al mismo.

      Sin democracia formal, estamos abocados al fracaso, y votar en esta partidocracia, sólo acelera el proceso. Da igual quien gobierne en esta partidocracia, porque sin representación en el Legislativo, sin separación de los poderes Legislativo y Ejecutivo en origen (elecciones diferenciadas) y sin Justicia independiente, somos carne de cañón para todos los partidos, sin excepción.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*