la farruquita

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno central María Jesús Montero.

Opinión, Política

Dar un paso atrás

Comparte este artículo:

Dar un paso atrás. Nosotros en EL LIBRE no lo vamos a dar. Los que nos leéis ya lo sabíais y, por tanto, eso no es noticia. Tampoco lo es que no lo de nuestra chusma política. Eso sí, el otro día, casi se le escapa a la portavoz del gobierno en el Congreso esa expresión. Se dio cuenta a tiempo y la cambió por “dar un paso más”

La portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, casi cae en un renuncio, el único que no debe cometer un político perteneciente a esa casta, el de reconocer un error. Cuando casi se le escapa que iban a dar un paso atrás y que iban a bajar el IVA de las mascarillas, reculó y de sus labios salió la expresión, “hemos dado un paso más, bajando el IVA a las mascarillas”.

No es ninguna sorpresa, ni nada original, que los políticos nos mienten y manipulan. Pido perdón por no serlo, pero a veces casi dicen la verdad, como en este caso. Pero tienen un sensor de sudor frío que les corre por la espalda cuando se dan cuenta de que están a punto de hacerlo.

Lo grave es que ahora nos mienten, aun sabiendo que sabemos que lo hacen. Que si han bajado el IVA a las mascarillas es porque la Comisión Europea le ha dicho a este gobierno que no engañen a los españoles y que si no habían bajado el porcentaje al impuesto es porque no han querido. En la mayoría de los países europeos, el IVA de las mascarillas ha estado en el mínimo desde el inicio de la pandemia. Y ellos, ante esta aseveración de Europa, la convierten en una gestión que han realizado con éxito.

Este gobierno manipulador es el que está amenazando a los medios de información que, a sus ojos, no dan informaciones verídicas. Y lo hace este gobierno, que compró en plena pandemia, con 15 millones de euros, los favores informativos del grupo Mediaset y Atresmedia. La publicidad institucional, ese término tan elegante que no esconde otra cosa que la justificación de la compra del medio de comunicación en cuestión. Según David Jiménez en su libro El director, Soraya, ojito derecho de Rajoy (también es verdad que nunca ha tenido izquierdo), era el brazo ejecutor de esas amenazas que consistían en dejar al medio sin ese dinero tan apetecible en estos tiempos de tantas carencias, donde el sector periodístico también las sufre y mucho.

Que la verdad no te estropee una buena noticia es un mantra que se ha repetido hasta la extenuación. Los medios-secta hace tiempo que compraron esa idea, pero unos pocos todavía vivimos de la ilusión de decir lo que vemos, aunque esto no se vea remunerado, sino todo lo contrario, pues suele salir bastante caro hacerlo.

Aquí todo el mundo sabía que el IVA de las mascarillas era desmesurado, pero lo decían para el cuello de sus camisas y blusas sedosas, haciendo juego con sus lenguas de trapo y tramposas. Buen ejemplo es Inés Arrimadas, que sale diciendo que ella ya lo dijo en junio, que había que bajar ese porcentaje del impuesto. Que lo negoció con el gobierno y que lo que ha pasado ahora demuestra que le hicieron caso. Yo creo que el que se tendría que poner la medalla sería este humilde constructor de frases, pues yo aún lo dije antes, en un bar con los amigos, y con varios mensajes en mis redes sociales, que se pueden comprobar. Mi humildad es más que evidente, por querer pasar desapercibido, ante las manifiestas pruebas de mis virtudes.

La ironía es una cosa que la clase política lleva mal. No la entienden. Piensan que es una palabra extranjera que denota inteligencia y con la que, por lo tanto, no conviven. Un anglicismo en el que no es fácil entrar, férreo. Una enfermedad incompatible con su salud de hierro.

Ojalá algún día nuestros políticos se conviertan en cangrejos. Las pinzas, las tienen, el color rojo infierno de sus diabólicas formas, también. Cuerpos cuyas corazas son de una dureza a prueba de un ataque nuclear y es más que evidente que también la comparten con ese simpático animal. Pero lo que estaría bien es que aprendieran a caminar hacia atrás, a retroceder lo andado. Hasta caer al precipicio de sus principios, y así poder volver a comenzar desde la nada. Lo que son.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Gran articulo. Enhorabuena por hacer tan buen uso de un vocabulario culto e ironico, y sobre todo por ser valiente y arriesgar a decir las cosas como son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*