fake news

Las 'fake news' son la gran lacra del periodismo actualmente.

Comunicación, Opinión

Dad al ciudadano medios para distinguir el bulo y la manipulación de información

Comparte este artículo:

Ante la logomaquia sectaria henchida de perversidad, se nos presenta en la sociedad un grandísimo problema que, si nuestros Estados democráticos, llenos de transparencia, justicia  y libertad, no ponen atención al tema de los bulos o engaños ‘fake news’, las consecuencias nos conducirán a la irrealidad, desconfianza, confusión, enemistad, angustia y desesperanza

José Luis Sampedro (1917- 2013), humanista, escritor y economista decía: «Reeducaos y reeducad a la gente. Pero estamos educados para no tener independencia y para ser sumisos y para ser buenos borregos. La televisión, los periódicos, están todos en manos de los que mandan, informan de los que les conviene, de lo que quieren y, de lo que no quieren, no informan».

Ante los momentos que estamos viviendo, deberíamos actuar de forma inmediata y no consentir que los bulos y la manipulación continua en los medios de comunicación hagan que la libertad se nos acabe.

¿No hay herramientas para que el ciudadano sepa diferenciar un bulo? Sin lugar a dudas que existen, hay empresas que se dedican a esto. ¿Pero son fiables y tenemos la garantía de que nos están aportando claridad y veracidad con lo que ellos exponen? Tema peliagudo y a la vez rodeado de misterio, el poder omnímodo es un arma poderosísima para cualquier poder establecido.

Organismos independientes

¿Cómo se conseguiría que esas herramientas pudieran ser supervisadas por organismos independientes y conseguir que nos avisaran antes de ver el contenido y evitar pérdidas de tiempo y lógicamente el envenenamiento de ese mensaje?

Seguro que existen instituciones no corruptas que podrían hacer esta misión tan fundamental en esta civilización de la hipocresía y del engaño.

¿Quiénes le ponen el cascabel al gato? Si se consiguiera el objetivo, deberíamos enseñar a los más jóvenes (en colegios, institutos y universidades) y también a los adultos, los mecanismos a seguir para distinguir esos bulos y por ende, evitar  emponzoñar las mentes de las personas.

Es fundamental dar a las nuevas generaciones utensilios para que ellos puedan discernir, formándose con la máxima libertad, y no sujeta al adoctrinamiento sectario de ideologías que ahogan poco a poco la libertad del individuo.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*