oficina central caixabank

Oficinas de CaixaBank en la Diagonal de Barcelona.

Economía

CaixaBank tiene previsto cobrar comisiones de mantenimiento a sus clientes de hasta 240 euros anuales

Comparte este artículo:

Ante la brutal subida de comisiones de CaixaBank, las asociaciones de consumidores de España aconsejan a sus clientes «estudiar las ofertas de otros bancos«. La entidad tiene previsto empezar a aplicar una comisión de mantenimiento de hasta 240 euros al año que sólo se reducirá si el usuario decide contratar algunos de sus productos, obligándole a afrontar costes extra si quiere evitar el pago de esta nueva comisión. En cualquier caso, esta práctica abusiva para el cliente se está generalizando en todos los bancos, según la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae)

CaixaBank anunció hace meses que, a partir del 1 de octubre de 2020, iba a empezar a aplicar una comisión de 60 euros al trimestre a sus cuentas corrientes, aunque ha indicado que «aplicará rebajas a dicha cantidad en función de los servicios adicionales (domiciliación de nómina, seguros, planes de pensiones, etcétera) que contraten los usuarios con la entidad». Es lo que muchos llaman la dictadura de los bancos en el siglo XXI.

En este sentido, los expertos en consumo justo advierten de que la nueva política de comisiones que tiene previsto aplicar CaixaBank empeora las condiciones para mantener una cuenta corriente y obliga a los usuarios a tener que adquirir otros servicios, con sus costes correspondientes y reduciendo también su capacidad de decidir en qué entidad contratan cada producto.

Distintas asociaciones de consumidores y usuarios de España recomiendan a aquellos clientes de CaixaBank que puedan ser potenciales perjudicados de la nueva comisión -por mantener sólo la cuenta corriente con la entidad y no querer contratar otros productos- a que revisen las condiciones de otros bancos para marcharse de CaixaBank si resultan menos lesivas para sus intereses económicos.

La concentración bancaria perjudica a los usuarios

La asociación también advierte de que este cambio en las condiciones de CaixaBank, que se va a producir en plena negociación por la fusión con Bankia (calculan que la cerrarán a finales de febrero o principios de marzo, un mes antes de lo previsto), pone de manifiesto una vez más que la concentración bancaria perjudica a los usuarios.

Así, los consumidores se encuentran con menos opciones para comparar, negociar y elegir entidades con las que contratar sus servicios, al existir cada vez más un menor número de bancos, reduciendo la oferta y la capacidad de decisión de los usuarios.

Adicae: «Usan estas comisiones para saldar deudas o aumentar su riqueza»

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) también advierte de esta peligrosa praxis de CaixaBank en particular y de los bancos españoles en general: «Desde hace unos meses, los bancos han ido incrementando las comisiones que cobran a los clientes o endurecido los requisitos para poder evitarlas. Algunas llevan meses aplicándose, otras han empezado este mes y otras están previstas para antes del verano. La banca utiliza la excusa de la crisis económica provocada por la covid-19 y la supuesta bajada de rentabilidad para justificar estas comisiones, a pesar de que realmente las utilizan para saldar deudas o para aumentar su riqueza».

Los clientes de los bancos tienen domiciliados sus ingresos (las nóminas o las pensiones) y, en muchas ocasiones, también sus principales recibos. Además, algunas veces los consumidores adquieren otros servicios o productos de las entidades bancarias de forma obligada, «para no tener que pagar las comisiones bancarias impuestas por la entidad».

Los bancos están utilizando la crisis económica provocada por el coronavirus para «justificar el incremento del precio de las comisiones y el endurecimiento de los requisitos que debe cumplir el consumidor para evitar su pago», según Adicae, que lamenta que los bancos se aprovechen de los consumidores para conseguir una cantidad de dinero que utilizan para saldar deudas o para incrementar su riqueza.

Nuevas comisiones bancarias

CaixaBank aplicará una comisión de 240 euros anuales, la misma cifra que Santander. Sabadell cobrará 200 euros, Bankia 168, Abanca 100, Unicaja 84 (que serán 120 a partir de marzo) y Bankinter 45. BBVA, por su parte cobrará 100 euros por el mantenimiento de la cuenta y, desde este año, cobra 2 euros por sacar dinero en ventanilla, el mismo importe que cobra CaixaBank.

Estas son las nuevas comisiones que pueden llegar a cobrar los bancos a los usuarios que no cumplan con los requisitos estipulados por la entidad bancaria para evitarlas. Se trata de un abuso en toda regla. Asimismo, entidades bancarias como CaixaBank, Santander o BBVA cobran entre 20 y 40 euros por el mantenimiento de las tarjetas de débito y crédito a los clientes que no cumplan con los requisitos estipulados.

Además, diferentes bancos están empezando a cobrar comisiones por los depósitos. BBVA ha sido el primero en aplicarlo, al cobrar una comisión del 0,025% mensual por el mantenimiento de depósitos superiores a los 100.000 euros. ING cobrará en abril 10 euros al mes a los clientes que tengan un saldo igual o superior a 30.000 euros en una de sus cuentas y no tengan sus ingresos domiciliados en el banco.

Endurecimiento de las condiciones

También han optado por endurecer las condiciones para mantener la gratuidad de la cuenta. «Ya no vale con domiciliar la nómina, algunos recibos y hacer ciertas compras al mes con una tarjeta de débito. Ahora están obligando a los usuarios a contratar otros productos con la entidad bancaria, como Santander, con el que debes contratar algún producto de ahorro, financiación o protección», denuncian desde Adicae.

Bankia pide a los clientes que decidan entre realizar un par de compras al mes con la tarjeta de crédito, tener un seguro contratado o mantener más de 30.000 euros en productos de inversión, y Sabadell, entre contratar un seguro, un autorenting o disponer de 10.000 euros en productos de inversión. Por su parte, BBVA pide realizar siete movimientos con la tarjeta de crédito (antes de débito) en un plazo de cuatro meses.

Finalmente, CaixaBank solicita o tener domiciliados ingresos superiores a 600 euros, o una pensión de 300 euros o una posición de más de 20.000 euros en fondos de inversión, carteras de fondos o seguros de ahorro, así como domiciliar tres recibos o realizar tres compras con tarjeta al trimestre. Esta última condición la pide también Bankinter a sus clientes.

Reivindicación de Adicae

La asociación cree que las entidades financieras «quieren seguir ganando dinero a costa de los consumidores». Adicae ya comprobó que, en 2019, los principales bancos españoles ingresaron 22.409 millones de euros en comisiones, un 2,81% más que en el año anterior, y en esta ocasión quieren seguir aumentando la cifra.

Para Adicae, el desorden general que existe en la aplicación de las comisiones bancarias está generando «un enorme malestar entre los consumidores». Por ello, reclama «control y una regulación efectiva para evitar que las entidades pacten subidas de comisiones para cualquier tipo de movimiento bancario».

En este sentido, es posible hacer una gestión en línea de estos movimientos, algo que ahorra grandes cantidades de dinero a los bancos y por lo que Adicae apuesta, siempre que se cuente con una buena alfabetización digital. En este sentido, la banca debería costear los proyectos que las asociaciones llevan a cabo al respecto al haber sido la responsable de la digitalización financiera.

Cuentas básicas

Por otro lado, Adicae recuerda que existen las cuentas de pago básicas, que «permiten hacer operaciones básicas por los usuarios con comisiones limitadas«. En concreto, se ha fijado un límite máximo de 3 euros mensuales. Además, estas cuentas son gratuitas para las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión financiera.

En este sentido, la asociación lleva tiempo pidiendo que se extiendan los supuestos de vulnerabilidad «para que sean más los consumidores los que se puedan beneficiar de las ventajas de la gratuidad». Las condiciones que ponen para acceder a las cuentas de pago básicas, según considera Adicae, podrían producir exclusión financiera.


Comparte este artículo:

6 comentarios

  1. Avatar Luciano Pou Sabaté

    Es una pena, que presionen así al usuario. Está claro que la única manera de que el dinero no pierda es ponerlo en movimiento, como algún fondo de inversión poco arriesgado…

  2. Avatar Toni Pérez

    Cada vez son más usureros. Es necesario una banca pública

  3. Avatar Alberto

    Una banca pública es una locura y más en España con los politicuchos que tenemos. Lo que hay que hacer es cerrar cuentas e irse a bancos que no tienen esas comisiones (que los hay, al menos de momento, después ya se verá).
    Pero si no se hace nada, los usuarios perderemos y ellos ganarán.

  4. Avatar Antonio

    Alberto: ¿donde están esos bancos que no cobran tasas y comisiones?.

  5. Avatar ALBERTO

    Antonio: Kutxabank a día de hoy no cobra comisiones, supongo que habrá alguno más.
    Ante las comisiones hay que poner reclamaciones por escrito y no pillarse enfados.

  6. ME CAGO EN la Caixa y en los banqueros,que nos están robando a los pobres!!!!60 euros de comisiones cada tres meses…me los cargaba a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*