illa 01

El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Opinión, Política

Buen ejemplo de los que nos representan

Comparte este artículo:

En las circunstancias que estamos viviendo, a raíz de esta pandemia, debemos estar expectantes, porque las ideologías extremas de derechas e izquierdas, los nacionalismos radicales y los populismos que estimulan el rencor, el posicionamiento ruin, son más fanáticos que los mediadores y serenos

Debemos contribuir de manera eficiente en política, en las dificultades que aparecen de forma ordinaria en nuestro espacio más cercano, escasa reivindicación para extirpar los procedimientos de nefasta administración, podredumbre, inmoralidad, etcétera, que acarreamos y aguantamos durante tanto tiempo en el ámbito político.

Muy bueno sería para el bien del país reducir gastos, y más ahora, aunque este tema está siempre en boca de cada ciudadano y nuestros representantes escurren el bulto y a seguir con la mamandurria. Es inadmisible que tengamos tantos políticos y asesores de políticos en cada una de los parlamentos autonómicos.

¿No es posible reducir a lo mínimo, a lo imprescindible, tantos cargos en la administración?¿Por qué a estos funcionarios se les tiene más privilegios y consideraciones que a otros ciudadanos que, con su trabajo y esfuerzo, prestan su servicio a la sociedad?

Otra cosa que siempre reclamamos los ciudadanos, pues el pueblo es sabio, es que las personas que nos representen, deben estar cerca de ellos, conociendo sus problemas y necesidades. Por este motivo es fundamental que, a la hora de votar, se haga por circunscripciones, sería lo justo y el representado estaría atendido, no como ocurre ahora.

El miedo, la incertidumbre, y ahora más por lo que nos acontece, hace que las manipulaciones de los que les interesa el poder, hagan que al pueblo le vayan quitando poco a poco la libertad, que tanto les costó conseguir a nuestros padres y abuelos.

Si la ciudadanía está mal informada o manipulada, más fácil es el efecto de cautivar y mentir. Hay que educar la pasión por la sabiduría y el impulso confortador a esa consumación, la libertad. Ciertamente, la enseñanza en libertad, fuera de maniobras ni críticas, desarrolla en la persona un caudal  de conocimientos que le permite aclarar y argumentar a los demás, sin olvidar constantemente el respeto hacia la opinión de todos.


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar Francisco José Castillo

    Muy breve, conciso y cierto
    Sólo ha faltado decir que la educación de la ciudadanía y el entrenamiento de un espíritu crítico capaz de generar una opinión propia es fundamental si queremos conservar nuestras libertades y evitar que el régimen partitocrático siga campando a sus anchas y manipulando a la sociedad como si fuese un pelele.

  2. Avatar M Reyes Fdz Loaysa

    Queremos votar por circunscripción. El camino ¿es largo?
    De momento, no logramos ni que los votos en las actuales elecciones, desde hace más de quince años, se recuenten en modo legal con garantías democráticas en la Juntas Electorales Provinciales.
    Por favor, lectores de este periódico EL LIBRE, si no habéis sabido cómo se hizo el último recuento, mirad en eleccionestransparentes.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*