HSJD BORMUJOS

Los representantes de los 30 municipios afectados por el mal funcionamiento del Hospital San Juan de Dios, ayer en San Telmo.

Política, Salud

Alcaldes de 30 municipios del Aljarafe sevillano reclaman a la Junta una solución definitiva para el Hospital San Juan de Dios de Bormujos

Comparte este artículo:

Una representación de los cerca de 30 municipios del Aljarafe, a través de sus alcaldes, han reclamado, en el Palacio de San Telmo (sede de la Junta de Andalucía), una solución definitiva al Hospital San Juan de Dios, que es el centro hospitalario de Bormujos y hospital de referencia en el Consorcio Sanitario Público del Aljarafe (CSPA)

La concentración ha estado encabezada por el alcalde de Bormujos, Francisco Molina, que ha afirmado que los alcaldes, junto al comité de empresa, «seguiremos nuestra campaña de movilización y concienciación en defensa de una sanidad pública de calidad en el Aljarafe».

Este encuentro, celebrado el 26 de octubre delante del Palacio de San Telmo, tenía por objetivo pedir una reunión al presidente de la Administración andaluza, Juan Manuel Moreno Bonilla, tras conocer el Informe sobre el Consorcio Sanitario Público del Aljarafe del Comité de Empresa.

La motivación de esta situación tiene como objetivo solicitar la integración del hospital comarcal en el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Así, el primer edil bormujero ha reclamado al Gobierno andaluz que «rescate el Hospital de San Juan de Dios, porque hay otros precedentes en nuestro país de integración en el servicio público». Además ha denunciado que la situación de este hospital «se ha agravado en los últimos meses» y ha exigido a Moreno Bonilla que «atienda urgentemente esta problemática».

En último lugar en camas por cada 10.000 habitantes

El Hospital San Juan de Dios, concertado entre la Administración andaluza y la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, da servicio no solamente a la población de Bormujos, con sus 21.964 habitantes, sino a las más de 300.000 personas de la comarca del Aljarafe, con sus 26 municipios de Sevilla y dos de Huelva. En relación al resto de hospitales comarcales del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA), el HSJD está en el último lugar en camas por cada 10.000 habitantes, con 6,49, lo que supone menos de la mitad que la media de los hospitales comarcales, que está en 14,78. Además, existen déficits de entre el 50% y el 60% en recursos materiales (camas UCI, quirófanos, consultas externas…) y en la dotación de personal.

Esta situación se ha convertido en una problemática, que afecta a una población castigada en un derecho constitucional tan básico como es la asistencia sanitaria en igualdad, en relación con el resto de la población de la provincia de Sevilla y, por extensión, de Andalucía.

En este sentido, la representación de ediles ha señalado «la profunda preocupación por el evidente déficit en la asistencia sanitaria que se padece». «Estas circunstancias provocan un deterioro asistencial en la prestación del servicio para los pacientes, además de otros condicionantes como el menoscabo de las condiciones laborales de los trabajadores», denuncian.

En la concentración han participado una representación de alcaldes de los pueblos de la comarca, junto con el comité del hospital, de CCOO, y otros representantes políticos.

La ilegalidad rodea a la Orden de San Juan de Dios

La Asociación Justicia por la Sanidad, presidida por el médico Jesús Candel, presentó en abril de 2020 en los Juzgados de Granada una querella por hechos ocurridos en los años 2008 y 2009 cuando la actual ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, era la titular de la Consejería de Salud.

Los hechos están relacionados con la manipulación de las listas de espera quirúrgica, la homologación del hospital privado San Rafael de Granada, perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), así como con la ampliación del concierto suscrito por la Consejería de Salud con dicha Orden Hospitalaria, a fin de que el hospital San Rafael pudiera realizar intervenciones quirúrgicas.

Algunos de estos hechos fueron denunciados en 2017 ante la Fiscalía, que archivó la denuncia al no disponer de la documentación que ahora se aporta en la querella y que fue ocultada a la Fiscalía de Granada por el Servicio Andaluz de Salud. Para más información, pueden pinchar aquí para leer el artículo completo de Luis Escribano sobre este asunto.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Angeles Suárez Pozo

    Cuidado a las personas que tengan que ir a ese hospital, sobre todo si necesita que le hagan un diagnóstico eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*