alvaro bazan

Don Álvaro de Bazán y Guzmán, el marino invencible.

Cultura

450 aniversario de la batalla de Lepanto (V): el marino de Granada, Álvaro de Bazán, recibió el encargo de planificar la invasión británica

Comparte este artículo:

El papa Gregorio XI, en los inicios del año 1574, pidió al rey Felipe II que se proclamara como rey de Túnez a Juan de Austria. La contestación fue denegada, asegurándole al Papa que todas sus acciones serían premiadas

Indudablemente, Felipe II no confiaba completamente en su hermano. Tras la batalla de Lepanto y la conquista de Túnez, el trato entre los hermanos se volvió más áspero. Don Juan, ante la idea de conquistar Inglaterra, proyectaba atacar las islas, deponer a la reina y casar con su prima, María Estuardo, este plan contaba con el apoyo del Papa y los católicos ingleses. Hubo otro planteamiento sobre la posibilidad de un matrimonio con la propia reina Isabel de Inglaterra, pero Felipe no apoyó la operación, declarando su negativa, y envió a don Juan a Flandes, influenciado sin duda por su consejero Antonio Pérez, que le hizo entender que el auténtico interés de su hermano era reinar en España.

Juan de Austria no fue apoyado intensamente, por las intrigas que se sucedían en la corte contra él, organizadas por Antonio Pérez, secretario de Felipe II. Él se sintió abandonado y sin medios (pedía hombres y dinero, pero no le llegaban con la premura que solicitaba) en la última etapa de servicio a su rey y a España. El 1 de octubre de 1578 fallecía en Namur, a la edad de 31 años, tras una vida cargada de victorias militares, y designó como gobernador de los Países Bajos a Alejandro Farnesio, decisión ratificada posteriormente por Felipe II. 

La realidad indiscutible es que Felipe II descubrió, después de morir su hermano, la trama y mentiras que le hizo desconfiar de él por culpa del confabulador Antonio Pérez, dándose cuenta de que don Juan siempre había sido leal. Cuando llegó el cuerpo de don Juan a España, lo recogió con desaliento y le enalteció con honras reales, estableciendo que su cadáver descansara junto a los de su padre, el emperador Carlos, en el monasterio de San Lorenzo del Escorial. 

Por último, hay que señalar que, aunque se le consideró como miembro de la familia real, no fue considerado por su hermano como infante de España ni el tratamiento de alteza, aunque si fue tratado como excelentísimo.

Objetivo: invadir a los ingleses

La trayectoria militar brillantísima, la más reconocida y laureada, de Álvaro de Bazán y Guzmán, finalizaría con el proyecto de invadir a los ingleses. 

El granadino planificó la invasión británica convenciendo a Felipe II, en enero de 1586, de armar una gran flota, La Armada Invencible, y la inició preparándola en Lisboa que, como es sabido en esas fechas, Portugal estaba unida a las Españas

El marino español intentó acabar con los incesantes agravios de Inglaterra con este desempeño de invasión. A los tres meses aproximadamente y después de los traidores de la corte y los espías extranjeros, se supo de las intenciones de lo que se preparaba. Total, que el proyecto de esa gran armada se fue estropeando en el inicio, desde que mangonearon otros asesores con poder. El almirante se resignó a que se le iba dejando en un segundo plano, pues se le indicó que se hiciera cargo del transporte de los tercios emplazados en Flandes. 

En ese anhelante plan, se dispondría de unas 770 naves y unos 100.000 hombres, pero todo se truncó cuando, el 9 de febrero de 1588, el tifus acabó con la vida de don Álvaro. Jamás conoceremos el fin de esa invasión, si hubiera vivido y dirigido la operación el ilustre marino.

El desastre de La Armada Invencible, dirigida por Alfonso Pérez de Guzmán, duque de Medina Sidonia, hombre sin conocimientos marinos, hizo que esa inmensa afrenta de miles de marinos y barcos naufragados en las costas inglesas e irlandesas no recayera y pasara a la historia de este insigne almirante español.

Es obligación de cada uno de nosotros transmitir los acontecimientos históricos con el fin de que las nuevas generaciones conozcan su historia y aprendan de ella para el futuro.  


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar María Luisa Caño Ogea

    He leído el artículo sobre D. Álvaro de Bazán y Guzmán, el marino invencible, escrito por D. José Ramón Talero y tengo que decir que me ha gustado mucho. La historia de ese periodo histórico me parece tan interesante y está tan bien desarrollada en su exposición, que me ha resultado muy amena e interesante su lectura.
    Gracias al profesor Talero por su trabajo tan bien hecho. Un saludo!!!

  2. Avatar Jose Ramón Talero Islán

    Mil gracias M. Luisa, solo transmito la verdad de nuestra historia en común documentada. Es inaudito que no se acepte en nuestro país la grandeza de nuestra historia y la heroicidad de los españoles. Esto solo ocurre aquí en España, el resto de países del mundo aceptan su pasado con gran orgullo. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*